¿Cuántos dispositivos puedo conectar a la red Wi-Fi?

Hoy en día, la conexión a Wi-fi se convirtió en una parte fundamental de la casa, ya que con eso nos ahorramos un montón de datos en nuestros smartphones, o porque nos permite trabajar en un ambiente con internet, o simplemente porque nos conectamos para ver series o películas, o escuchar nuestras canciones favoritas.

La cuestión es que, en nuestra casa, normalmente nos encontramos en una situación en la que compartimos la red con una o más personas, por lo tanto, la pregunta es ¿hasta cuántos dispositivos se pueden conectar al mismo tiempo a la red wi-fi?

Actualmente, muchos hogares tienen accesos de fibra óptica que no solo ofrecen más velocidad a los equipos vinculados a ella, sino también permiten un mayor número de dispositivos conectados sin que la pérdida de señal sea muy significativa. Sin embargo, hay un condicionante a tener en cuenta y es que, a mayor número de dispositivos conectados, menor velocidad de navegación tendrá cada uno.

Actualmente, existen varios tipos de aparatos con distintos tipos de bandas, dependiendo de los espacios que necesiten. Los más básicos, son los de doble banda y permiten crear accesos en dos “parcelas” distintas: 2,4 y 5 Ghz. Sin embargo, ahora también encontramos los de triple banda, que añaden una más en la frecuencia de 5 Ghz. Estos últimos son los más adecuados para entornos como empresas, en los que es necesaria una alta velocidad capaz de ofrecer la navegación más rápida a un gran número de dispositivos.

Las grandes empresas ofrecen aparatos que en teoría, permiten almacenar hasta 250 direcciones IP distintas. Esto significa que el router puede registrar hasta 250 dispositivos que evidentemente, no pueden conectarse al mismo tiempo. Sin embargo, en el caso de las conexiones domésticas, el número de dispositivos que pueden navegar por Internet al mismo tiempo suele ser de entre 15 y 20. Aquí debemos considerar el tipo de conexión. Es
decir, si contamos con un ADSL convencional, la calidad de la señal será mucho más baja que si disponemos de fibra óptica, ya que se repartirá una menor velocidad entre más terminales.

No obstante, hay que tener en cuenta que se puede configurar el receptor para reducir el número de dispositivos a los que demos acceso, con el objetivo de que no consuman mucho ancho de banda.

¿CÓMO HACERLO?
En tu navegador web, accede a la puerta de enlace de tu router (192.168.1.1). Introduce el usuario y el password por defecto (admin / admin o admin / 1234) por defecto. Si no conoces la contraseña de tu router es posible que debas resetear la configuración para devolver los valores de fábrica iniciales. Accede a Wireless > Basic. Aumenta la cifra de la opción “Max Clients” (Máximo de clientes). En función de tu router, la ruta de acceso a la configuración del valor máximo de clientes puede variar ligeramente.

¿QUÉ CONSUME MÁS ANCHO DE BANDA?
Hay que calcular cuánto requieren tareas que todos hacemos como por ejemplo, realizar videollamadas. Si utilizamos plataformas como Skype o Facetime en casa, el consumo es de unos 0,5 Mb por segundo.

Si por el contrario, estamos viendo una película o serie en calidad HD, el gasto asciende considerablemente, aproximadamente 1,5 Mbps, pero se sitúa mucho más arriba si optamos por los formatos de Alta Definición más elevado. Una película en 4K gasta 25 Mb por segundo. Cuando pasamos largas horas al día en canales como Spotify, debemos saber que la reproducción de audios en una calidad media necesita de 0,15 Mb por segundo. A esto, podríamos añadir otras acciones como jugar online, que, dependiendo del juego, puede consumir más o menos ancho de banda.

Ahora ya tienes todos los datos que necesitas para conocer cómo sacar máximo provecho de tu Wi-Fi.

Comentarios

comentarios