Waze: una alternativa a Google Maps

Sin lugar a dudas, Google Maps se convirtió en una herramienta fundamental de ubicación para el día a día. Con esta herramienta podemos conseguir desde una dirección, hasta detalles más concretos de rutas, tráfico, transporte público, negocios y el aspecto de las calles. No obstante, hay una aplicación que funciona con una dinámica un poco distinta, y es que en esta plataforma podés formar parte de la dinámica misma del tránsito, a la hora de manejar. Hablamos de Waze, y te vamos a contar algunas de sus características.

La app está disponible para Android, iOS y Windows Phone y su función principal es ofrecer datos sobre la situación del tráfico actual. Waze se basa en el principio sencillo, este es, mientras los usuarios hacen uso de la app, estos le están transmitiendo datos automáticamente. No obstante, para que esto ocurra se necesita el consentimiento de los usuarios. La única forma de que todos los miembros puedan beneficiarse de la información recabada es formando parte de la comunidad.

Como suele haber más de una ruta para llegar a un destino, cuando subes al coche lo primero que pensás es «¿Cuál es la mejor ruta para mí en este momento?». Cuando introduzcas tus direcciones favoritas (como la de tu casa o trabajo) y conduzcas con la aplicación abierta a lo largo de cada una de estas rutas, Waze recogerá información y aprenderá las rutas alternativas. De esta manera, Waze podrá decirte cuál es la mejor ruta cada mañana.

Otra característica especial es que la app permite conectar con grupos de usuarios más pequeños y seguir compartiendo datos en ellos, como por ejemplo sobre estaciones de servicios baratas o radares actuales. Si los miembros de un grupo vinculan el servicio con Facebook, pueden ver en un encuentro inminente dónde se encuentra cada uno y lo que ha tardado en llegar al lugar acordado. Sin embargo, los usuarios sensibles a la protección de datos puede que se muestren algo escépticos: debido a que todos los datos se vinculan con la propia cuenta de Waze, pueden personalizarse. Para evitarlo, la única solución es no utilizar la aplicación.

Facilita los viajes diarios

No es necesario que hagas viajes especiales. De hecho, Waze funciona mejor con los viajes que realizas habitualmente y con los trayectos diarios. Los mapas y la navegación funcionan gracias a los usuarios. Cuantas más personas conduzcan con la aplicación abierta, más precisa será la navegación.

Conexión a Internet

Waze se creó con la idea de que la conexión de red de datos estuviera activa durante todo o casi todo el tiempo. Para que todas las características de Waze funcionen, debes tener la conexión de datos activada en tu dispositivo. Esta conexión proporciona a Waze información sobre el tráfico en tiempo real y permite que el mapa esté actualizado. Una desventaja es que sin una conexión a Internet, no podrás localizar ninguna ruta ni desplazarte por ella.

Si la conexión a Internet es intermitente, Waze intentará obtener de los servidores datos sobre alertas y peligros relacionados con el tráfico, pero puede que no te proporcione información fiable. Además, si Waze no consigue volver a conectarse a sus servidores, no podrás publicar los peligros. Eso sí, la aplicación no almacena en caché los informes ni los errores en el mapa para enviarlos más tarde.

Aspecto lúdico

Gracias al sistema de puntos y logros de Waze, ayudar a otros usuarios puede ser muy divertido. Al principio, todos los usuarios son «Wazer bebés». Conduce con la aplicación abierta, informa sobre los incidentes a lo largo de tu ruta y consigue más puntos para convertirte en un «Wazer adulto», un «Caballero de Waze», o incluso estar entre los pocos que forman parte de la «Realeza de Waze». Las funciones sociales de Waze también son muy interesantes: te permiten compartir tus desplazamientos y saber qué amigos están cerca de ti en el mapa y cuándo llegarán las personas con las que has quedado.

Comentarios

comentarios