Cuidados de las mascotas en verano

Los perros y gatos son parte de nuestra familia y como tal merecen el cuidado ideal según la temporada del año en la que se esté.

El verano es una muy caluroso si estamos en Paraguay, es por eso que preparamos una lista de consejos a tener en cuenta para que estos miembros especiales de la casa no la pasen mal y que disfruten sin problema de esta hermosa estación.

Pulgas y garrapatas.

Hay que cuidarlos todo el año de estas amenazas, pero en verano esto se intensifica, se hace más constante la aparición de estos bichos que tan mal la hacen pasar a nuestras mascotas. Las pulgas y garrapatas son transmisoras de un montón de enfermedades que pueden afectarnos y la mejor casa que pueden encontrar las mascotas. Es por eso que atender que no se suban a ellas es clave no solo para la salud y buen pasar de los animales, sino también para nosotros. Para ello existen hoy día en el mercado una gran variedad de productos con diferente duración de acción: comprimidos, pipetas, collares.

Leishmaniosis.

Si nos vamos a desplazar o ya vivimos en una zona con presencia del vector de transmisión de la leishmaniosis, que recordemos es el mosquito flebotomo, tenemos que en la medida de lo posible evitar que pique a nuestra mascota. Junio y septiembre son los dos meses que mayor actividad tiene este mosquito. La utilización de repelentes como collares o evitar pasear a nuestra mascota en los períodos del día de más actividad del mosquito (anochecer) pueden reducir su exposición a él. Otras medidas de prevención son la utilización de productos para potenciar el sistema inmunitario de nuestra mascota y si va a pasar mucho tiempo o vive en una zona endémica vacunarle frente a la enfermedad. Aunque no hay ninguna medida 100% eficaz la combinación de ellas va a reducir mucho el riesgo de contraer la enfermedad.

Golpes de calor.

Una exposición prolongada al sol es la principal causante de un golpe de calor, aunque en nuestra país deberíamos de estar muy atentos aún estando en la sombra. El golpe de calor tiene niveles que según su intensidad puede tener consecuencias muy graves para la salud de nuestra mascota. Estando en Paraguay es conveniente tener en cuenta algunos detalles a la hora de exponerse al sol:

– Nunca dejes a tu perro o gato encerrado en el coche expuesto al sol y durante los viajes haz paradas para refrescarlo e hidratarlo.

– Que tenga siempre acceso a agua fresca y limpia y si puede ser a una zona con sombra.

– No hacer ejercicio intenso en las horas de más radiación solar, dejar los paseos para el amanecer o atardecer. Si le gusta nadar puede ser una buena idea.

– Cuidado con los bozales que pueden impedir al perro jadear bien y este es el mecanismo que ellos utilizan para perder calor.

– Si en casa o en el coche hace calor utilizar un ventilador o aire acondicionado.

Planificar los viajes

Sea cual sea el medio de transporte elegido no olvides:

– Comprobar que el lugar de alojamiento permita el acceso de animales.

– Si el viaje es al extranjero, consultar el Consulado o la Embajada para conocer los

requisitos necesarios para acceder al país con un animal.

– Acostumbrar los perros de tamaño mediano y grande y los que pertenecen a razas consideradas potencialmente peligrosa llevar el bozal.

– El día del viaje, rociar el auto con feromonas de familiarización para gatos o de

apaciguamiento para perros y colocar en su interior algún objeto familiar para el animal, como un juguete o su manta favorita.

– También en el día del viaje, hay que evitar dar de comer al animal las 2 o 3 horas antes del viaje pero dependiendo de la edad del animal, de sus necesidades nutricionales o de la duración del viaje puede ser necesario programar alguna toma de alimento según las indicaciones del veterinario.

– Para los perros es aconsejable que el animal haga un buen paseo antes de embarcar.

Cuida a tu mascota, más aún en el verano paraguayo, que si para nosotros suele ser pesado, para ellos también lo es. Y no olvides los chequeos en fecha en la veterinaria favorita.


Comentarios

comentarios