Consejos para manejar trayectos largos en ruta

Las vacaciones, el verano, la familia y todo lo que conlleva esta parte del año nos impulsan a realizar viajes inusuales, a conducir trayectos largos. Es por eso que además de las normas tradicionales de conducción, si vas a manejar muchos kilómetros, hay que tener en cuenta otros factores muy importantes. Te dejamos algunos:

Descansar bien: lo ideal es que si vas a enfrentar un viaje de varias horas de manejo es clave estar bien de sueño. Lo recomendable son 8 horas de sueño, con todas las luces puestas. Hay que saber que el 10 % de los accidentes en ruta están relacionados con el manejo con sueño.

Que todo esté listo: antes de salir que esté todo en su lugar, ajustá el asiento, acomodá los espejos, limpiá el parabrisas. Lo ideal es que salgas lo más cómodo posible, que nada te incomode, esos detalles pueden jugar en contra cuando las horas pasen.

Cuida tu ropa: así como acomodás tu auto, acomodá tu ropa, una ropa que no te moleste, que te sea cómodo, que no tenga detalles que a la larga tenga que molestarte. Recordar que son muchas las horas de manejo hace que detalles como tener ropa holgada y que mantengan una temperatura corporal ideal sean relevante.

Tomar agua: no hace falta decir que en verano es importante hidratarse, aparte de hacer bien a la piel y calmar el intenso calor de la temporada, cuando se está frente al volante lo que agua aporta es vitalidad, enfoque y concentración, tres elementos claves a la hora de manejar en ruta.

No te aburras: uno puede cumplir con todo lo que dicta el manual de la buena conducción en viajes largos, pero existe el detalle del aburrimiento. Chocar por unas monótonas y aburridas horas de conducción es posible. Evita aburrirte escuchando música o pidiendo al copiloto que lo mantenga activo es una linda forma de salvar este detalle.

Con estas recomendaciones ya puedes salir a conducir con destino a ese lugar lejano, pero que no puedes dejar de conocer en el 2019.

Comentarios

comentarios