Nelson Sanabria sigue acelerando motores

El Rally Dakar tuvo de vuelta a Nelson Sanabria cruzando la meta final por sexta vez consecutiva, aunque logró el puesto 11 de la competencia, el corredor de quads dejó bien en alto la bandera de nuestro país.

Los problemas mecánicos y eléctricos, más un accidente que le ocasionó daños en la cara y dos dientes fueron las secuelas de la edición más complicada que Nelson tuvo que pasar. Se complicó, fue duro, pero a pesar de esos grandes inconvenientes finalizó la competencia con la Garra Guaraní a flor de piel.

La etapa 8, el día martes 15 en el desierto de Ica a solo 6 kilómetros del final se apagó el motor del quad de Nelson y el argentino Gastón Mattaruco lo remolcó hasta el punto de llegada. Fue el momento más duro de la competencia y por lo cual se retrasó en los tiempos.

“Fue un Dakar muy especial y eso hace que esta sexta medalla consecutiva se disfrute tanto. No pudimos tener un solo día normal en esta edición, fue demasiado sufrimiento, sin embargo pusimos toda la Garra Guaraní para terminar”, fue el resumen que Nelson Sanabria dio de esta sexta edición del Dakar que le toca terminar.

Contra todo pronóstico se dio que de vuelta Nelson vea la meta en la competencia más dura del mundo. Sin dudas un orgullo para todos y una leyenda que se va formando en esta competición. A esperar el Dakar 2020.

Comentarios

comentarios