¿Cómo saber la velocidad de tu Fibra Óptica?

Medir la velocidad de tu fibra óptica es extremadamente fácil, es solo cuestión de entrar en una página o app que se dedica a hacer esas métricas y listo. Hoy, te vamos a indicar cuál es una de esas páginas, y te vamos a enseñar a leer los datos que la misma te devuelve.

Speedtest.com es la página que te presentamos como ejemplo para hacer la medición de tu Fibra Óptica, esta web además contiene aplicaciones que podés descargar en iOS y en Android para poder monitorear constantemente la velocidad con la que se desempeña tu fibra óptica.

¿Qué son la latencia y el ping?

La velocidad de tu conexión representa el ancho de banda que tienes, y cuanto mayor sea esta velocidad mayores serán los paquetes de datos que puedes recibir. Es como una carretera, cuantos más carriles tenga más cantidad de tráfico circulará cada minuto, y con dos carriles llegarán a su destino más personas que con uno durante el mismo periodo de tiempo.

La latencia en cambio es el tiempo exacto que tarda en transmitirse un paquete dentro de la red, el tiempo que tardas en recibir un paquete del servidor. Lo que mide es la inmediatez de la conexión, y si por ejemplo tenemos una latencia de 50 milisegundos significa que ese es el tiempo que tardan en llegar desde por ejemplo los servidores de Google hasta nuestro dispositivo.

Volviendo a la analogía de antes, podemos tener una carretera de tres carriles por la que circulan cientos de coches, pero eso no significa que estemos viendo el tráfico en tiempo real. Pueden pasar unos milisegundos desde que un coche pasa hasta que nosotros lo vemos pasar, y eso es exactamente la latencia.

Para medir la latencia se utiliza el ping, que se mide en milisegundos (o ms) el tiempo que tardan en comunicarse tu conexión local con un equipo remoto en la red IP. Por eso, cuando vas a realizar un test de velocidad lo primero que hace la web que lo va a realizar es medir el Ping, y luego ya pasa a darte las velocidades de bajada y subida de datos.

Para jugar, el ping tiene que ser el más bajo posible

El ping o la latencia son especialmente importantes en esas situaciones en las que la inmediatez con la que nos comunicamos con un servidor es vital para la actividad que estamos realizando. Un ejemplo clásico es el de los videojuegos, ya que si tu ping es alto tendrás lag y tardará en llegar a tu pantalla lo que está pasando realmente en una partida online.

Comentarios

comentarios