Así vivimos el Personal Fest Argentina 2017

(Por Male Bogado) Una nueva edición del Personal Fest Argentina se llevó a cabo los días 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Buenos Aires. Estuvimos por ahí el día dos viendo a bandas de la talla de Los Fabulosos Cadillacs, Phoenix, Fatboy Slim entre otros, y te contamos como lo vivimos.

El Personal Fest viene realizando desde 2004 consecutivamente cada año en Buenos Aires, y algunas ediciones extras en ciudades como Córdoba y Mar del Plata. Su lineup, como todo festival, suele traer grandes artistas, algunos nuevos, emergentes y de variados estilos; entre ellos Morrissey, Cypress Hill, Snoop Dogg, The Offspring, The Mars Volta, The Strokes, y muchísimos más. Pero su atractivo también está en la cantidad de actividades y entretenimiento que ofrece al público desde temprano y durante todo el festival a lo largo y ancho del predio.

La edición 2017 hizo hincapié en los Instagram Stories, denominando al evento “un fest para la story”. Es así como el Club Ciudad ubicado en el barrio de Núñez, se vio aggiornado con iconos, emojis y frases referentes a lo que todos -o casi todos- estamos acostumbrados al abrir los Instagram Stories. El predio contó con cuatro escenarios, los dos principales al aire libre, otro bajo techo denominado Indoor Fest y un Domo 4G. Además un sector “kermese” con toro mecánico y pelotero, un sector Lounge, numerosos baños y un amplio sector para comer.

La mecánica para ingresar el festival consistió en una pulsera que debía ser activada previamente y a la cual se le podía cargar saldo para comprar comida, evitando tener que manipular efectivo a cada momento. Cabe resaltar que fue un evento sumamente tecnológico, el cual contó con una conexión inalámbrica gratuita bastante potente ya que dio abasto a todos los asistentes. La premisa fue contar todo lo que estaba sucediendo en tiempo real en los stories.

Ahora vayamos a la música. El domingo soleado arrancó con diversas bandas argentinas en los diferentes escenarios, poniendo las primeras notas a la jornada que prometía muchísima música, rock, pop y baile. A eso de las 17:30 se presentaba en el escenario “Huawei” una banda oriunda de Texas, The Black Angels, haciendo rock psicodélico para un público curioso pero comprometido. El vocalista poco y nada hizo contacto con la audiencia pero la intensidad de su música bastó para llenar las expectativas. Luego, en el escenario contiguo, se presentaba Daughter, una banda indie folk inglesa de tres integrantes, que al comienzo tuvo problemas técnicos salvados por la majestuosa y profunda voz de Elena Tonra que dejó a más de uno colgado y asombrado.

El sol iba cayendo justo para dar lugar al gran Seu Jorge que presentó “The Life Aquatic Sessions”, las canciones de David Bowie versiondas en portugués para la banda sonora de la película de Wes Anderson. Entre tema y tema, Seu Jorge iba contando anécdotas con el director o con Bowie y sobre el proceso de trabajar en ese proyecto. Un artista con todas las letras, que hizo de un gran escenario y gran predio, un show íntimo en homenaje al magnifico Bowie quien dejara la tierra el año pasado.

Así seguía PJ Harvey, otro show majestuoso en compañía de sus ocho músicos que hacen de su música una gran orquesta. Luego llegaría el turno del sonido latino de la mano de los veteranos Fabulosos Cadillacs, presentando su nuevo álbum con los hijos de Vicentico y Flavio en guitarra y bajo respectivamente, en sus líneas actuales. Si bien lo que restaba de la noche era de otro estilo, el público cantó, saltó y bailó con todo el setlist que los Cadillacs tenían para ofrecer. No faltaron los éxitos Vasos Vacíos, Calaveras y Diablitos, Mal Bicho, Matador, y más. Los Fabulosos demostraron que siguen carrera y hay todavía mucho por venir.

Llegó el turno de los franceses Phoenix, uno de los favoritos y más esperados de la noche. Una quinta visita a la Argentina los llevó en el marco de su gira Ti Amo Tour, para promocionar el disco del mismo nombre lanzado en junio de este año. Si bien el estilo que los caracteriza se pasea entre el indie rock, synthpop y new wave, el público argentino no dudó en poguear y pasarla más que bien. Tanto, que hasta el vocalista Thomas Mars, se tiro al publico en más de una ocasión, no queriendo salir más.

Por último y para cerrar un gran festival, llegaba el señor Norman Cook, más conocido como Fatboy Slim con todo el rave y big beat. El domingo llegaba a su fin pero el baile recién comenzaba con psicodélicas imágenes en las pantallas gigantes del festival al ritmo de los beats que dictaba el inglés de los mil pseudónimos. No faltaron sus temas más populares como Push the tempo o Praise You, que iban apareciendo fugazmente entre mezclas y el salto de la gente, para despedir otra edición del Personal Fest. Definitivamente un fest para la story.

Comentarios

comentarios