Así funciona la cámara del Huawei P20

El Huawei P20 es el teléfono que vino a dar batalla con su cámara dual en conjunto a Leica, como viene siendo costumbre, a otros teléfonos similares. Este nuevo modelo lleva más allá el concepto de fotografía desde un smartphone, posibilitando fotografías de gran calidad con mayor luminosidad y nitidez.

Lo que hace el Huawei P20 es mejorar las caracterísricas que los modelos anteriores traían. En cuanto a la parte técnica, tenemos las cámaras principales traseras: una lente monocromática para fotos en blanco y negro de 20 Mpx con apertura f/1.6 y la lente a color RGB de 12 Mpx con apertura f/1.8 (en el P10 teníamos aperturas de f/2.2 para ambas lentes). La cámara frontal por su parte es de 20 Mpx y apertura f/2.0.

¿Qué es la apertura de una lente? La apertura se refiere a la cantidad de luz que deja entrar la lente, mientras más luz tengamos la foto será de mejor calidad. Esto es de gran utilidad para tomas nocturnas o con poca luz, y es a lo que Huawei y Leica apuestan en sus nuevos modelos, especialmente en el P20. Esta apertura se indica con la letra f, y mientras menor sea el número más luminoso será, así también se obtendrá mayor nitidez.

Hoy día el principal aspecto que buscamos en un smartphone es que saque buenas fotos en cualquier situación o ambiente, casi de manera automática. Pero también la posibilidad de manejar de forma manual los ajustes de la cámara, para los más profesionales.

Veamos a continuación algunos ejemplos de las funcionalidades de la cámara del Huawei P20.

El enfoque macro se centró casi exclusivamente en la plantera amarilla, hasta dejando de lado el cactus que contiene. Esto es posible seleccionando desde la pantalla el punto a enfocar.

Otro ejemplo de enfoque, en donde el objeto estaba en movimiento y se hizo una secuencia ráfaga del mismo. Con eso y todo, la cámara logró captar esta toma en donde se puede notar el enfoque hacia el lado del ojo y bigotes del lado derecho del gato, mientras que el resto quedó levemente desenfocado. Los colores también se mantuvieron naturales y levemente resaltados.

La cámara detecta el entorno que se quiere fotografiar otorgándole un retoque predeterminado. En este caso, detectó al perro y a las plantas alrededor, resaltando los colores y aumentando bastante el contraste haciéndolos mucho más vivos.

El cielo bien celeste es otro retoque predeterminado que la cámara detecta. La nitidez de las hojas del árbol es notable, haciendo gran contraste con el cielo y parte de la casa al costado que posee un leve desenfoque.

Toma hecha casi caída la noche, con poca luz, eligiendo el modo nocturno que automáticamente fotografía con un mayor tiempo de exposición casi imperceptible, para así lograr la luminosidad que se puede observar. Acá se tomó como objeto principal el Palacio de López, por lo que el cielo y suelo fueron secundarios a la hora de enfocar y resaltar colores (el suelo queda casi de un color uniforme, agarrando el rojizo de las luces del alumbrado público).

En esta toma en cambio se enfocó el cielo que debería verse más opaco y oscuro, pero el modo nocturno logró resaltar en un azul más vivo.

Comentarios

comentarios