Tips para cuidar a las mascotas del calor

Si bien aún estamos en primavera, como es costumbre en Paraguay las altas temperaturas ya se apoderan de los días y nuestras mascotas no están exentas de sufrirlas. Hay que estar atentos a los cuidados especiales que éstas requieren sobre todo si no están acostumbradas, ya que podrían ocasionarles lesiones y enfermedades.

Además de los golpes de calor, es una época apta para el aumento de parásitos como las garrapatas y pulgas, que son transmisoras de otras enfermedades, algunas letales si no son tratadas a tiempo como la ehrlichiosis canina que se transmite al perro a través de la garrapata. También está el “arañazo del gato”, enfermedad que se contrae mediante las pulgas de los felinos y que puede contagiar al ser humano.

Estos son los tips a tener en cuenta sobre nuestras mascotas y las altas temperaturas:

HIDRATACIÓN

Agua fresca y limpia de fácil acceso es lo primordial. Dejar un tazón de agua por la mañana para todo el día no es lo ideal ya que el agua se calentará si hace mucho calor y el animal probablemente no querrá tomarla, quedándose así sin posibilidad de hidratarse. Si uno se ve obligado a ausentarse durante la mayor parte del día sería bueno contar con un dispensador de agua limpia y fresca para la mascota. También se recomienda siempre y cuando esté en las posibilidades de cada uno, dejar un recipiente de agua frente al hogar para los perros callejeros. 

PASEOS

Es importante que en los días de calor adaptemos la rutina de paseo de nuestras mascotas para evitar los rayos UV en los horarios de altas temperaturas. Idealmente los paseos deben darse de mañana temprano o a la tarde cuando el sol vaya bajando, ya que la insolación puede darse tanto en perros como en gatos, siendo más propensos los primeros, debido a que son los que requieren de paseos cotidianos, sobre todo si viven en lugares cerrados. 

PATITAS

Las almohadillas de las patas están preparadas para todo terreno, excepto si la superficie está muy caliente. Para saber si nuestra mascota podrá aguantar podemos poner nuestra mano sobre la superficie durante 5 segundos y si consideras que está muy caliente, lo estará también para tu mascota. Lo ideal es caminar por el pasto y bajo la sombra, evitando los horarios más calurosos. Si tu mascota se rehúsa a caminar, se lame las patas o notás signos de ampollas o enrojecimiento, quiere decir que tiene las almohadillas inflamadas.

LA RAZA

Una consideración importante es la raza del perro o gato en cuestión, ya que las que son braquicéfalas, es decir, las que tienen el cráneo casi redondo, presentan mayores dificultades en altas temperaturas porque les cuesta respirar con normalidad, sobre todo cuando hace mucho calor. Es sumamente importante no exponerlos al sol fuerte y a ejercicios innecesarios durante esta época del año. Entre las razas que entran dentro de esta categoría podemos citar al Pug, Bulldog, Bulldog Inglés, Shar Pei, Shitzu, Matín Boxer, gatos persa, entre otros. 

ACTIVIDAD DEL ANIMAL

Como regla general, los expertos señalan que hay que estar atentos a detectar si un animal no está muy activo o presenta una temperatura corporal elevada. Cuando creamos que algo no está bien, lo mejor es revisar las encías y la piel de las orejas para descartar que estén enrojecidas. En caso de que lo estén, podemos estar frente a un golpe de calor.

Comentarios

comentarios