Librivox: un espacio digital de audiolibros

La tecnología siempre nos permite un mayor alcance y desempeño de las actividades que con recursos comunes, no podemos resolver. Y la disponibilidad de audiolibros no es la excepción. En este caso, tenemos al proyecto Librivox, que es iniciativa que procura la disposición de libros en formato de audio para descarga gratuita en línea.

Librivox es proyecto sin fines de lucro que proporciona grabaciones de dominio público, con el apoyo de voluntarios de todo el mundo. Los audiolibros en línea permiten apoyar a usuarios de biblioteca con ceguera y debilidad visual, a través de grabaciones de audio de obras literarias completas. Y gracias a que los dispositivos computarizados y smartphones que cuentan con reproductores de audio, es posible que estos recursos se encuentren en una mayor disponibilidad para quienes los necesitan.

El término LibriVox proviene de los términos en latín ‘Libro’, que significa libro, y ‘Vox’, voz. Actualmente, ya hay más de 24.000 libros en 36 idiomas diferentes. LibriVox comenzó en agosto de 2005 por iniciativa de Hugh McGuire, quien ha trabajado en otros proyectos tales como Pressbooks e Iambik. McGuire comentó que la idea por la que se originó el proyecto atiende a un motivo: “La razón inmediata fue práctica: iba en un viaje largo y estaba buscando audiolibros de dominio público gratuitos en la red; no había muchos, y pensé que debería haberlos” (Mia, 2006).

LibriVox recibe el apoyo del Internet Archive y del Proyecto Gutenberg. Mike Linksvayer, vicepresidente de Creative Commons la describió como “tal vez el más interesante proyecto cultural colaborativo, junto a Wikipedia”.​

Los voluntarios nuevos pueden elegir un proyecto nuevo o ya empezado por otros, hacerlo todo por sí mismos o solo una parte, e invitar a otros a colaborar. Una vez que la o el voluntaria/o ha grabado su contribución, esta es subida al sitio y posteriormente verificada por otros miembros de la comunidad LibriVox, antes de su publicación final una vez que el audiolibro está completo.

LibriVox solo graba contenido que está en el dominio público en EE.UU. En muchas ocasiones los textos que están en dominio público en EE.UU. también lo están en otros países, aunque no siempre sea así. El objetivo final del proyecto es “grabar en audio todos los libros que estén en el dominio público y poner esas grabaciones a disposición de cualquiera en Internet (liberadas)”.

Los libros terminados están disponibles en el sitio de LibriVox en formatos MP3 y Ogg Vorbis (y en descarga directa y en torrents), y almacenados físicamente en el Internet Archive, que ofrece su espacio gratuitamente a LibriVox. Hay grabaciones disponibles también en otros formatos o sistemas, como iTunes. Las grabaciones son libres de derechos de autor y de copia, y son frecuentemente también redistribuidas independientemente de LibriVox en otros sitios y medios en Internet (incluyendo Youtube, otros sitios web, etc..).

Si querés acceder al catálogo de LibriVox con tu smartphone, podés hacerlo bajando la app de Google Play o iPhone, y comenzá a disfrutar de todas las obras clásicas de la historia de la humanidad.

Comentarios

comentarios