• Inicio
  • /
  • Android
  • /
  • Convierte tu smartphone en una PC con Samsung Dex Station


Convierte tu smartphone en una PC con Samsung Dex Station

Disclaimer: Review redactado por César Sanchez y publicado originalmente en el blog hallucina.co

 

Quizás ya escuchaste esta idea antes: ¿Puede un sólo dispositivo funcionar como teléfono móvil y computadora de escritorio al mismo tiempo? Hubo muchos intentos anteriores y desde Palm hasta Motorola e incluso Microsoft, probaron esta idea, pero ninguna tuvo un verdadero éxito.

Y ese es el mundo en el que Samsung está entrando con DeX, una estación de escritorio para el teléfono inteligente Galaxy S8. En el papel, es como un parlante (pensé que era eso) básico al que se conecta el teléfono y que proporciona conexiones para un monitor, alimentación, Ethernet y dispositivos USB. Conectando un monitor al puerto HDMI del DeX y emparejando un mouse y un teclado inalámbrico con el teléfono, tendrás una estación de trabajo de escritorio. Simple como eso.

 

 

El software, sin embargo, es donde Samsung logra la verdadera diferencia optimizando las aplicaciones de Android para tener una experiencia móvil que cumple como una de escritorio.

El procesador del Galaxy S8 es capaz de manejar varias ventanas y un montón de pestañas del navegador con relativa facilidad. Pero al mismo tiempo eso no quiere decir que esta idea sea para todos. Pero es lo más cercano que se ha llegado a convertir un smartphone en un PC completo, y esto me emocionó al ser una idea que no tenía en la cabeza.

Al conectar un Galaxy S8 al DeX por primera vez, en aproximadamente un minuto, aparecerá un entorno de escritorio en el monitor, con bandeja de aplicaciones, barra de acceso directo y sistema. Todas las aplicaciones que habías estado utilizando en el teléfono antes de acoplarlo están disponibles como iconos en la parte inferior de la pantalla, lo que significa que probablemente habrá decenas de iconos en la barra de tareas de inmediato. La bandeja del sistema en la parte inferior derecha proporciona acceso a las notificaciones, los accesos directos de las configuraciones, la hora y la fecha, tal como se puede encontrar en un equipo con Windows 10.

 

 

Samsung ha trabajado para asegurarse de que sus propias aplicaciones – calendario, navegador de Internet, correo electrónico, mensajes, etc. – aprovechen la pantalla más grande con interfaces de escritorio. Pero muchas otras aplicaciones también se adaptan a la gran pantalla, incluyendo Slack, la suite de Microsoft Office y YouTube. Se puede cambiar el tamaño, reordenar o apilar, al igual que estamos acostumbrados a hacer en un equipo de escritorio. Los atajos de teclado, como Alt-Tab, también funcionan, por lo que es una transición fácil al hacer todo lo que harías en Windows o macOS.

La mayor prueba de este tipo de sistemas es siempre lo bien que funcione el navegador, y aquí es donde DeX es más que impresionante. De forma predeterminada, el navegador de Internet de Samsung cargará versiones de sitios web de escritorio, en lugar de móviles, admitiendo bloqueadores de contenido y otras extensiones. El desplazamiento es rápido y puede manejar múltiples ventanas y pestañas así como aplicaciones web interactivas sin parar o tener que recargar frecuentemente. Por ejemplo, la aplicación para Google Docs puede ser ejecutada en su versión completa sin problemas.

Pero hay cosas que frustrarán a usuarios avanzados. La administración de pestañas del navegador no se compara con el de un navegador de escritorio y no es fácil extraer pestañas en ventanas separadas o combinar varias en un grupo.

 

 

No todas las aplicaciones del S8 están optimizadas para DeX, y muchas de ellas están limitadas a las ventanas del teléfono. Eso incluye aplicaciones clave como Facebook, Pocket, e Instagram. Pero como el navegador es tan bueno, cargar esos sitios en las pestañas del navegador es lo más obvio.

Otras aplicaciones, como Twitter, Evernote, Gmail y YouTube, funcionan muy bien, pero son esencialmente aplicaciones de teléfono en DeX, como lo son cuando se ejecutan en tabletas Android.

Y como todo se está ejecutando desde el teléfono, se puede hacer y recibir llamadas telefónicas, leer y enviar mensajes de texto, y utilizar prácticamente cualquier otra aplicación de mensajería que quieras desde el ratón y el teclado. Incluso se puede usar el escáner de iris del S8 para desbloquear el escritorio y autenticar los inicios de sesión.

 

 

El rendimiento del DeX es muy respetable. El cambio entre aplicaciones y ventanas sucede rápidamente, así como modificar el tamaño de las ventanas funciona sin molestias. Obviamente no es tan rápido como un PC moderno de Windows o una computadora Mac, pero es comparable a un Chromebook básico. Incluso cuando en el sistema aparecieron advertencias de memoria baja siguió sin congelarse.

El hardware del DeX es muy simple y se asemeja a un cenicero de plástico cuando el teléfono está acoplado en él y mientras que el HDMI, Ethernet y dos puertos USB son suficientes para la mayoría de las cosas que uno tendría que conectar, lastimosamente no incluye una salida de audio para altavoces de escritorio.

 

 

Pero responder a la pregunta “¿Funciona?” es muy simple y la respuesta es, “Si”.

Podría ser una propuesta interesante para empresas que necesiten desplegar y administrar flotas de dispositivos móviles para su fuerza de trabajo. El sistema DeX no es necesariamente el más económico de proporcionar como un portátil y un teléfono para cada empleado, pero es ciertamente más fácil de manejar desde una perspectiva tecnológica. O podría ser una buena opción para una computadora compartida en la casa, siempre que todos tengan un Galaxy S8 o S8 Plus.

DeX es una prueba de concepto que muestra que no es tan loco pensar que un teléfono inteligente podría funcionar como un PC, siempre que tenga los periféricos adecuados a él.

Personalmente haría más y lo tendría en mi mochila para trabajar, por ejemplo, durante un viaje.

Comentarios

comentarios