30 años de “Appetite for Destruction”

El gran primer disco de Guns N Roses cumple hoy 30 años. Aunque existen otros discos debut de grandes bandas, el hecho de ser, hasta ahora, el mejor álbum debut vendido de todos los tiempos con más de 30 millones de ejemplares, es lo que lo destaca sobre los demás.

Fue la carta de presentación de la banda más peligrosa del planeta se convirtió en todo un hito para una generación. Venían como respuesta a todo el maquillaje y pelo batido que existía con agrupaciones como Bon Jovi, Mötley Crüe, Poison, o Cinderella, entre otros.

Justamente otro gran ingrediente fue el estilo y personalidad de sus integrantes: Steven Adler, Duff McKagan, Slash, Izzy Stradlin y Axl Rose. Había punk, blues, mucha guitarra, piano… y más tarde, con tanto éxito, se agregaron muchas drogas, sexo y rock and roll, que finalmente los llevó a ir cambiando integrantes, y finalmente deshacer su química (hasta hace poco).

“Appetite for Destruction” fue un disco sólido, confiado y, por supuesto, agresivo. Unos jóvenes que estuvieron más de 200 semanas en las listas de popularidad, pero recién con el tercer single, “Sweet Child O’mine” llegaron al número 1.

Aunque aquella época hace 30 años era muy distinta a ésta en Paraguay, tuvimos el lujo de escuchar algunos de los temas de ese disco en vivo en el 2011, cuando Axl Rose llegó en helicóptero al Jockey Club para tocar para 60 mil eufóricas personas que esperaban a su banda favorita hace años. Guns N Roses repitió la visita en el 2014, pero sin duda la que nos marcó fue la noche del 15 de octubre de 2011.

 

Curiosidades  de “Appetite for Destruction”: Otras famosas canciones del grupo que casi terminaron en el disco son “You Could Be Mine”, “Don’t Cry” y “Back off Bitch”.

Salud por este gran disco! A escucharlo en la plataforma que vos quieras!

Comentarios

comentarios